Receta de Frejoles Canarios

Un plato sencillo con sabor a casa, a abuelita, esos son los frejoles peruanos. Multifacéticos, capaces de ser el acompañante perfecto para todos los platos, en especial de las que llevan en su preparación frituras. Sigue leyendo para convertirte en especialista de frejoles.

¿Cómo hacer frejoles canarios?

Los frejoles se preparan acompañados de carnes con contenido graso para que le den mucho sabor. Durante su proceso requiere un proceso previo de remojo, el cual facilita la cocción y posterior digestión.

Información Nutricional

🍽️ Plato: Plato principal 🍳 Cocina: Peruana
🔪 Preparación: 25 minutos🍲 Cocción: 120 minutos
⏰ Tiempo Total: 2 hora 25 minutos👫 Raciones: 4 personas
🥣 Calorías: 400 Kcal.😀 Autor: Comidas Peruanas

Ingredientes

  • 500 grs de Frejoles canarios
  • 1 chorizo
  • 1 trozo de tocino
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de cebolla blanca picada pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate picado pequeño
  • 1 cucharadita de pimienta
  • Sal
  • Aceite vegetal

Preparación

  • Paso 1: Remojar los frejoles por al menos 8 horas. Por lo general se realiza este paso la noche previa a la preparación. Al día siguiente se cuelan y se lavan bien.
  • Paso 2: en una olla de capacidad grande agregar los frejoles y cubrirlos con agua. Se colocan a fuego alto durante 20 minutos de hervor. Es común que se forme una espuma blanca en la superficie, la cual debe retirarse y eliminar. Pasados los 20  continuar la cocción a fuego bajo.
  • Paso 3: Eliminar el agua que ha cambiado su color a amarillo, y colocar agua limpia. Subir el fuego. Rebanar los chorizos en ruedas, picar el tocino en cubos pequeños, e incorporar ambos a la olla con los frejoles. Dejar que continúe en hervor a fuego medio por 40 minutos, removiendo constantemente para evitar que se pegue al fondo de la olla.
  • Paso 4: A parte, colocar un sartén al fuego medio con un poco de aceite y sofreír la cebolla, el tomate y el ajo.
  • Paso 5: Incorporar el aderezo a los frejoles y dejar cocinar durante 15 minutos más. A partir de este momento el tiempo de cocción lo indica cuan blandos se deseen los frejoles y se puede rectificar la sal, si es necesario. Al alcanzar la consistencia deseada, apagar el fuego e incorporar el orégano seco. Ya están listos para servir.

Recomendación

Si deseas que los frejoles queden más cremosos, una forma de obtenerlo es retirando una taza de la preparación y licuarla. Esta cantidad puede ser más o menos, dependiendo del gusto de quien lo prepare y los comensales.

Si se desea agregar más sabor, pueden incorporarse huesos ahumados. Otra opción es sofreír el tocino y el chorizo antes de incorporarlo a los frejoles, eso potenciará el sabor de ambos.

¿Sabías qué?

Los frejoles pertenecen a la familia Phaseolus vulgaris, que por su extensión a nivel mundial, es conocido por varios nombres, como habichuela, caraotas, frijol, poroto, alubia, judía, entre otros. Pueden ser blancos, amarillos, rojos o negros, cuya preparación puede variar según las regiones e incluso se pueden comer dulces.

Son considerados una fuente importante de proteínas, con gran composición de carbohidratos llamados “buenos”, porque se digieren lentamente y generan poca elevación de la insulina, ideal para ser consumido por personas por problemas con el azúcar en sangre.

Recetas relacionadas:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario